AA

Estructura de la clase Materias dadas Las primeras clases y material
Las clases suelen dividirse en tres partes. En la primera se revisan los ejercicios que se han trabajado en casa durante la semana. En la segunda se ponen ejercicios nuevos si se han alcanzado los objetivos propuestos. En la tercera parte se analiza la línea de bajo de una canción propuesta por el alumno.

Es importante que el alumno tenga tiempo para poder practicar, sino el avance es prácticamente imposible. Los ejercicios se adecúan dentro de lo posible a ese tiempo de práctica.

Aunque el tipo de ejercicios y de materia depende mucho de las necesidades de cada alumno, lo que suelo dar es:

 

Durante las primera clases se habla también de cuáles son los objetivos que desea alcanzar el alumno para plantear mejor el enfoque y las materias a tratar durante las mismas. El programa a seguir es siempre flexible y acondicionable a los deseos y necesidades del alumno.
NIVEL BÁSICO: Técnica de mano derecha y mano izquierda, posición de los dedos, pulsación, aprendizaje de las notas en el mástil, fundamentos básicos de harmonía. Introducción a las escalas y desarrollo del sentido rítmico y la articulación. Creación de líneas de bajo dentro de varios estilos.
NIVEL MEDIO: potenciación de la técnica, introducción a la improvisación, transcripción y análisis de líneas de bajo. Profundización en el conocimento de las escalas, dominio por completo del mástil. Es necesario traer una libreta con papel pautado (es decir, con pentagramas) para poder apuntar los ejercicios, que se irá completando con ejercicios entregados aparte. El alumno debe traer también su bajo y su cable. Afinador y metrónomo no son necesarios en clase pero sí son necesarios para las prácticas en casa (el metrónomo puede ser cualquier programa de ordenador que nos permita programar un tiempo estable).
NIVEL ALTO: técnicas de improvisación avanzada, desarrollo de lenguaje, uso de escalas alternativas.